Después del terremoto se contaron muchas anécdotas relacionadas a las peripecias que debieron sufrir muchos chilenos, que además de ser sacudidos como colchón de lana, poco después y sin previo aviso vieron como el mar se llevaba hasta lo más preciado, que en muchos casos fue su propia vida.


Después del terremoto se contaron muchas anécdotas relacionadas a las peripecias que debieron sufrir muchos chilenos, que además de ser sacudidos como colchón de lana, poco después y sin previo aviso vieron como el mar se llevaba hasta lo más preciado, que en muchos casos fue su propia vida..

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s