Editorial de salida / El Correo – Navidad Nº36 Especial Elecciones


Identificación ideológica e interés electoral

Entre la izquierda y la derecha

izquierda-derecha

Sin perjuicio de que Chile sea parte de la crisis de representación que sufren los partidos en América Latina, de todas formas los ciudadanos muestran cierto vínculo político al auto-posicionarse en la escala ideológica. Si la identificación partidaria bordea el 35%, la identificación política está en torno al 65% en promedio.

Las opciones de “centro” han perdido terreno frente a la izquierda y la derecha, pero especialmente ante el porcentaje de desafectos. Entre 2005 y 2009, las preferencias por el centro han caído desde el 38% al 25%, mientras que la opción “ninguno” aumentó del 24% al 39% en igual período.

Se observa una clara relación entre los agnósticos políticos (desafectos) y su nivel socioeconómico. Concluyendo que los segmentos de menores recursos son menos creyentes identificación política.

La desafección, contrario a lo que comúnmente se plantea, no está alojada exclusivamente en los segmentos más jóvenes.

barrio-sesamo-izquierda-derecha-malaga-salsa-clases Los porcentajes de desafección son similares en todos los grupos.

A pesar de la baja identificación partidaria y un ambiente extraordinariamente crítico hacia los partidos, los ciudadanos no logran abandonar al eje izquierda-derecha como una dimensión de lo que es la identificación política. Chile no es la excepción.

La identificación partidaria ha caído sistemáticamente, pero la identificación política mantiene niveles que bordean el 65% en promedio desde 2005 a 2009.

Esto da cuenta de la existencia de ciudadanos distantes y desafectos de los partidos políticos compartiendo eso si, la adhesión hacia alguna opción del eje izquierda – derecha.

La auto-ubicación en este eje ideológico permite caracterizar a los distintos formatos de sistemas de partidos, incluso aquellos de alta fragmentación partidaria o de importantes niveles de volatilidad electoral.

En Chile desde fines del siglo XIX, pero más nítidamente desde 1932 en adelante, es posible clasificar a los partidos en función de este eje. De hecho, uno de los argumentos centrales para explicar el quiebre de la democracia en Chile, puntualiza en el desgaste del centro político con el consecuente incremento en los niveles de polarización entre izquierda y derecha.

Luego del régimen autoritario, en tanto, los partidos nuevamente se ordenaron bajo este eje, pero esta vez considerando la división entre adherentes y detractores de Pinochet.

Una vez desaparecido su catalizador, el “mercado político” quedó huérfano y falto de referente. 

f_manom_1dd6177 Según datos ICSO-UDP, la izquierda mantiene porcentajes que bordean el 20%, mientras que la derecha está en torno al 15%. Ambas tendencias parecen ser estables en el tiempo, mas no sucede lo mismo con el centro pues su caída es muy significativa, a pesar de esto, sigue siendo la opción mayoritaria, pero cada vez con menos respaldo.

Los desafectos, en tanto, es decir aquellos que no optan por ninguna de las alternativas partidistas, han crecido. El incremento, incluso, no parece ceder en años electorales.

Escala política según ingresos y edad

Dos variables son las que se suelen seleccionar para el análisis de la identificación política, que corresponden al nivel socioeconómico y edad. Supuestamente, y de acuerdo al modelo teórico de la desafección en las democracias industrializadas avanzadas, la desafección suele ser más fuerte en los sectores más educados y de mejor nivel de vida. Esto, porque los electores más informados tienen mayores habilidades y capacidades políticas, lo que los hace ser más independientes o autosuficientes de los partidos.

En Chile sucede todo lo contrario. La desafección está claramente localizada en los segmentos de menores ingresos y por extensión en los entornos rurales.

La tendencia indica que precisamente en estos segmentos el aumento de la desafección ha sido mucho más acelerado, llegando a sobrepasar el 50%.

Este es uno de los indicadores que explican porqué “se vota por la persona”, al margen del partido que represente a cada candidato.

Por edad, en tanto, los datos son contundentes en señalar que los jóvenes tienden a comportarse de manera similar que el resto de los ciudadanos en cuanto a los niveles de identificación. Las diferencias no son autoevidentes y la tendencia también es similar en todos los grupos.

Se hubiese esperado un menor grado de desafección en los encuestados por sobre los 38 años aproximadamente debido a su eventual participación en el plebiscito de 1988.

Las teorías al respecto señalan que los encuestados que más acumulan experiencia electoral muestran mayores niveles de identificación.

ajuste (felcha)

Participación en municipales

Bajo interés de nuevos electores

Según la última encuesta del Instituto de Investigación en Ciencias Sociales, ICSO-UDP, el 63,3% de los entrevistados indicó que concurriría a votar en las próximas elecciones municipales.

La edad, el nivel socioeconómico y la posición política son tres variables claves que inciden en la probabilidad de concurrir a votar.

Los jóvenes de entre 18-29 años tienen una predisposición menor a hacerlo (43,2%) que los mayores de 61 años (82,1%). En tanto, las personas situadas en el estrato socioeconómico bajo (D y E) tienden a manifestar una más baja predisposición que los niveles medio y medio-alto. 

Por escala ideológica, aquellos que se ubican más hacia la izquierda y más hacia la derecha, manifiestan mayor predisposición a votar, con una diferencia de alrededor de 15 puntos respecto de quienes se ubican en el centro del espectro político.

Del 63,3% de los entrevistados que declararon su intención de ir a votar, el 86% indicó que estaba inscrito en el padrón antiguo, mientras sólo el 14% corresponde a nuevos electores.

Es muy probable que la gran masa de personas que concurrirá a votar ya haya estado inscrita en el antiguo padrón electoral, mientras que los nuevos se escurran de este derecho.

Anuncios

Un comentario en “Editorial de salida / El Correo – Navidad Nº36 Especial Elecciones

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s