MÁS VALE PREVENIR QUE CURAR  (C) Sergio Sepúlveda Cepeda


sepulveda10Que curiosos e inexplicables son los fallos de la Corte Internacional de Justicia de la Haya (CIJ). Resuelve litigios repartiendo amasijos de lágrimas con sonrisas, triunfos con fracasos, victorias con derrotas, emitiendo fallos defectuosamente salomónicos tratando de repartir de alguna manera la manzana de la discordia. Ya lo habíamos visto en el litigio de Colombia con Nicaragua. Ahora nos tocó a nosotros los chilenos con los peruanos yo así lo había pensado, era el resultado que lo veía desde lejos.

Por Sérgio Sepúlveda Cepeda – Ingeniero Civil (J)

No hay necesidad de explicaciones ni de buscar recovecos en los fallos, esa Corte es de un “superpoder” terrenal que puede enmendar, modificar, interpretar, como también excluir e incluir soluciones sesgadas a los acuerdos originales existentes en las partes litigantes. ¿Cómo nos explicamos, cómo entendemos? Si acepta los tratados marítimos entre Chile y Perú de los años 1952 y 1954 con lo cual determinan, que el límite marítimo con el Perú es el paralelo que pasa por el hito Nº1, siguen este paralelo, e inventan sobre él, un punto (que no esta en litigio) a una distancia de 80 millas marinas. Ahí, la Corte se cae, se enchueca, se quiebra, inventa una línea para llegar a tocar las 200 millas que para el Perú si que son reconocidas.

Chile no tenía nada que ganar en este pleito, si que mucho que perder. Perú en cambio no tenía nada que perder y mucho que ganar. Ellos con razón están felices. Sus autoridades dicen que Perú creció (quiere decir que lo obtenido no era de ellos) dicen que recuperaron el mar de Grau (quiere decir que están con el resentimiento adentro). El vértice sur del triángulo del alto mar que ha obtenido Perú, creo llegará al nivel de un punto entre Pisagua e Iquique.

¿Y eso porqué?

Porque somos unos buenos muchachos, pero ingenuos. Dejémonos de condecoraciones, regalos de piochas y chamantos, porque estamos cayendo en costumbres de hipocresía e infantilismo.

¿Y con Bolivia qué pasará?

Algo muy parecido, Chile no tiene nada que ganar y algo puede perder, mientras que Bolivia no tiene nada que perder y con esta Corte algo puede ganar. A lo mejor perdemos una faja de terreno, pero nos cortan el País, todo puede suceder y Chile tan dócil para acatar los fallos no se cansaría de lamentarse.

¿Pero cual es la solución?

Es fácil, Chile debe retirarse del Pacto de Bogotá. Chile debe ser un país muy democrático, con una fuerte sensibilidad social y militarmente capaz. Así lo vio Ercilla en el pasado.”Chile fértil provincia señalada, en la región antártica famosa, de remotas naciones respetada, por fuerte, principal y poderosa” de lo contrario cada vez más se nos irá quitando soberanía. Y termino con el dicho de un trabajador campesino de mi padre cuando yo era niño. Él todo lo hacía bien, diciendo “Hay que ser pobre pero no huevón”.

LA HAYA 2

LA HAYA 1

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s