EL HUMEDAL DE LA VEGA – PROTEJÁMOSLO Aníbal Núñez


COLUMNA NUÑEZ  SEGUNDA 150

TEXTO COMPLETO

LA COLUMNA
Aníbal Núñez
Conservación y rescate del patrimonio natural

HUMEDAL DE LA VEGA DE PUPUYA
Mucho que preservar y mucho mas que rescatar. Tarea de todos.

Al igual que el agua potable, la electricidad o el pan caliente de la mañana, el cuidado del medioambiente es ya una necesidad básica. Hace unos años una afirmación como esta, habría parecido desubicada y más propia de extremistas ambientalistas que de un agricultor y comerciante, usuario de Indap, como yo.

Actualmente y después de la desastrosa mortandad de especies marinas, aparecida inexplicablemente en las costas del país, ya nadie se extraña, y más al resultar tan dramática y mediática como la sucedida en Chiloé.

Un paraje especialmente amado en mi juventud y que se encuentra en vías de desaparecer, si no ponemos urgente remedio remedio, es el humedal de La Vega de Pupuya, que da nombre a la localidad y que por muchos años ha sido el escenario de tradicionales celebraciones veraniegas como la procesión de Virgen del Carmen. Frente al humedal se sitúa el islote de los pajaros, nombre que ya nos da una dimensión de la zona, aunque está privilegiado peñasco, que a fines de los 90, José Luis Brito, destacado naturalista de San Antonio, ya intentó convertir en zona protegida, aunque sin éxito, mereciendo este islote un comentario aparte.

Nuestra vega, albufera o humedal, es una zona compuesta por diversos cuerpos de agua. Es uno de los sitios de mayor concentración de aves de nuestra comuna y junto a la desembocadura del río Rapel es complementaria de la Reserva El Yali, situada unos kilómetros más al norte en la comuna vecina de Santo Domingo.

Nuestra vega, como nos gusta llamarla, posee diversos valores ambientales y culturales, no muy conocidos, más allá de los propios vecinos de la zona.Es un lugar de nidificación de diversas especies de aves características de la costa de la zona central de Chile y lugar de descanso y alimentación para numerosas especies migratorias,

115 especies de aves, entre las que habitan y las que están de paso, pueden contemplarse en la zona central de Chile, de las que en nuestro humedal, destacan en diferentes épocas del año; cisnes de cuello negro y coscoroba, flamencos chilenos, gaviotas de Franklin y de Cahuil, diversos tipos de pato, así como garzas cuca y pequenes, entre otros.

En el humedal también pueden encontrarse esporádicamente algunos mamíferos como Yacas, Coipos, Zorros Chingues e incluso Quiques, además de una gran diversidad de insectos acuáticos.

En el pasado, con un mayor nivel y estabilidad acuatica, se realizaba la caza de ranas chilenas, con fines gastronómicos, costumbre desaparecida, en parte, por estar prohibida su caza debido a estar en peligro de extinción.

Capítulo aparte es su flora, la que varía en función del nivel de agua existente, pero en su época invernal pueden encontrarse ejemplares como; Palito negro, Barba de viejo, Flor del gallo, Hierba Loca, Sanguinaria, Cardo penquero, Pata de guanaco, Botón de oro, Dedal de oro, Hierba de la culebra, Hierba de San Roberto, Tabaco del diablo, Hierba de la perlilla, Suspiro de mar, Don Diego de la Noche, Flor de San José, Hierba cancana, Tiqui tiqui, Diente de león etc… nombrándolas como exponente de nuestro olvidado recetario curativo de la zona.

Mucho que preservar y mucho mas que rescatar. Tarea de todos.

Aníbal Núñez Varas
Dirigente social histórico de Pupuya
Miembro fundador de Protege Navidad
Candidato a Concejal 2016

Anuncios