MÚSICA Y CULTURA ¿Cultivamos o sólo consumimos? Yuri Muñoz


COLUMNA YURI MUSICA

FUENTES:

– La ruptura de la exclusividad del gusto a través de la música sinfónica como espacio de integración social para niños y jóvenes de sectores populares /
Cristián Fernández Bustos / U. de Chile  – ENLACE 

– El efecto “orquesta sinfónica” en los jóvenes de Curanilahue y Contulmo
“Plan de Extensión Docente” Método internacional de aprendizaje musical creado en Chile. – ENLACE

TEXTO COMPLETO

LA COLUMNA
Yuri Muñoz
Música y cultura
¿Cultivamos o sólo consumimos?

Cuando va llegando el 18, bulliciosos escolares salen a la calle a ensayar sus timbales y trompetas, para lucirse el día del desfile. Lamentablemente se deja notar que el resto del año no trabajaron mucho el instrumento.

El tipo de música sincopada, que generalmente escuchamos interpretar a bandas militares en la celebración de la independencia, esconde un género muy rico alegre y floreado que en el pasado se disfrutaba también en las pérgolas de las plazas de armas, los domingos por la mañana después de misa. La plaza de Melipilla es todavía un ejemplo de este tipo de postal costumbrista, que periódicamente se revive.

La fanfarria es el género en el que se agrupa este tipo de música y cuenta con grandes compositores y intérpretes, mucho más conocidos, no obstante, por sonidos más sinfónicos.

Pero volviendo a nuestro páramo musical comunal… ¿y el resto del año que pasa con la formación musical de nuestros chiquillos?

Será que al fin del día sólo “escuchamos” y bailamos cueca y cantamos rancheras y cumbias?

Sólo hay que ver los espectáculos y actividades que organiza el municipio…

“Todo vale” si de cultura y entretención hablamos, pero a eso mismo me refiero TODO VALE… Y la lírica y los clásicos …

Otra de las “quebradas” de nuestra gran brecha cultural es el cultivo musical.

¿Que pasó con ese espíritu musical que debemos trabajar con los niños desde chicos?

¿Que pasó con la otra música?

Los expertos definen la infancia, como la mejor época del ser humano para desarrollar el gusto por la música y el arte en general.

Curanilahue y Contulmo son buenos ejemplos…

Dos pequeñas comunidades tradicionales e incluso abandonadas de la mano del desarrollo, en los 90, muy parecidas a la Navidad de entonces, pero que actualmente cuentan con orquestas sinfónicas infantiles de alto nivel y reconocimiento internacional.

¿Porqué nuestra juventud sólo cuenta con canchas de fútbol?… muy ornamentales por cierto, pero que nadie usa.

¿Y el baile y la música de calidad?

Vivimos ensimismados en nuestro metro cuadrado, ignorando experiencias que, por cierto son muy nuestras… como sucedió con Lombrifiltro. Otro eficaz método, este de aprendizaje musical para niños, que también es chileno y que también cuenta con reconocimiento internacional, podría resolver parte de nuestro aislamiento cultural…

Jorge Peña Hen en 1964 creó la primera Orquesta Sinfónica Infantil a partir de un plan docente también propio, reconocido incluso por la Unicef, como método que contribuye a la erradicación de la pobreza.

Sus ideas inspiraron las actuales Orquestas Regionales existentes a lo largo del país.

El proyecto tuvo una primera etapa con 100 niños y niñas de cuarto preparatoria de cinco escuelas públicas de La Serena. Por la mañana los alumnos asistían a sus respectivas escuelas y por la tarde se dedicaban a la práctica musical.

Unos meses después, ofrecieron a la comunidad el primer concierto de la “Orquesta Sinfónica de Niños de La Serena”.

El plan musical implicaba la práctica de un instrumento, teoría y solfeo y práctica de conjunto. El Ministerio de Educación la reconoció el 18 de mayo de 1965, dándole la categoría de “Escuela Experimental Urbana de Primera Clase”.

Las estadísticas hablan por si mismas. En 2001 existían 72 orquestas infantiles y juveniles en el país, en la actualidad, a partir del sistema de Peña, se registran 450 distribuidas de Arica a Punta Arenas en más de 200 comunas

Un seguidor de la labor de Peña, es Américo Giusti Muñoz quien destaca por su importante labor como promotor de Orquestas Juveniles, que precisamente se inició implementando el sistema de Peña en las Orquestas Infantiles de Curanilahue y Contulmo en 1996.

Donde están nuestros gestores culturales. Con toda seguridad Americo Giusti nos llevaría por buen camino si conociera nuestra comuna.

Ya es tiempo de que la palabra música deje de ser sólo entretención y comience a trabajar su CULTURA con mayúsculas.

Por favor, que alguien se marque un gol musical, por favor.
Es urgente.

Yuri Muñoz Angulo
Candidato PC a concejal Navidad
La Vega de Pupuya

 

 

Anuncios