PROYECTO DE PROTECCIÓN DEL RÍO RAPEL EXCLUYE COMUNA DE NAVIDAD


Un nuevo proyecto legislativo, de carácter complementario a la actual normativa, añadirá medidas de control a los vertidos y filtraciones al cauce de los ríos; Tinguirica, Cachapoal y Rapel, todos ellos componentes del denominado “Cauce Rapel”.

El proyecto denominado: ANTEPROYECTO DE NORMAS SECUNDARIAS DE CALIDAD AMBIENTAL PARA LA PROTECCIÓN DE LAS AGUAS CONTINENTALES SUPERFICIALES DE LA CUENCA DEL RÍO RAPEL, INEXPLICABLEMENTE, no incluye al tramo final del río Rapel correspondiente a nuestra comuna. Concretamente el proyecto termina en el punto de afluencia del Estero Rapel, en El Piuchen.

areas-planta-tratamiento-500

Casualmente allí, en los llamados bajos de El Piuchen, es donde está prevista la instalación de la planta de tratamiento de aguas servidas, del futuro alcantarillado de Rapel que será gestionada por su Cooperativa APR, aunque el proyecto fue gestionado por el municipio.

La planta, que ya en su momento generó notable polémica por ser considerada inadecuada costosa y contaminante (Lodos Activados), fue criticada por el directorio de la Cooperativa en pleno y parte de la comunidad rapelina, consiguiendo finalmente, entre todos ellos, que el municipio aceptara el cambio (Lombrifiltro), argumentando criterios económicos, ecológicos y de sustentabilidad.

El problema sustancial relacionado con la nueva normativa, es que el proyecto final, nunca fue entregado al directorio.

Otra planta de tratamiento de aguas servidas, de mayor volumen e impacto ambiental, está prevista en La Boca, en los bajos del estanque de agua potable de ESSBIO, la que también fue rechazada por la comunidad y reclamada por cerca de 4 años por ser considerada inadecuada al entorno y al igual que la de Rapel, contaminante (Lodos Activados) consiguiendo finalmente el compromiso de ESSBIO de sustituirla por (Lombrifiltro) la planta solicitada por la comunidad.

Un problema similar al de la planta de Rapel, presenta esta en La Boca, ya que si bien la ESSBIO comprometió públicamente el cambio de sistema, hasta la fecha no se realizó la mesa de trabajo comprometida, ni tampoco se presentó el proyecto modificado, a la comunidad.

Esta amenazante presencia de nuevas plantas de tratamiento, en estado impreciso, plantea una nueva ALARMA al presentarse un proyecto legislativo, de forma inadecuada y tardía, destinado a mejorar el control de calidad de las aguas regionales del río Rapel, pero que misteriosamente nos excluye.

Por otro lado, la posibilidad de quedar sujetos a una actualizada normativa, adecuada a criterios de SUSTENTABILIDAD, nos permitiría avanzar en la propuesta de recuperación de las aguas residuales para riego (domiciliario y/o predial) en momentos en que el AGUA ES CONSIDERADA UN BIEN ESCASO en un territorio que mantiene dos asociaciones de regantes y además por estar ambas plantas a orillas del océano lo que garantiza la pérdida de ese bien tan preciado y escaso, SALVO QUE SE RECUPERE.

El vacío legal en el que nos dejará la exclusión de la nueva legislación, permitirá que sucedan múltiples BARBARIDADES, por cierto ya intentadas previamente, aunque informalmente se diga (a la oreja) que esta prevista la entrada en vigor de una normativas especial para estuarios (la famosa tabla 6).

Las leyes y normativas se solapan y superponen, cuando ello se precisa…. ¿Porqué esto no sucede en este caso?

La usual aplicación de leyes “sin retroactividad”, permitiría elevados plazos para la modificación o incluso, podrían resultar inalterables, las mentadas barbaridades, como definen algunas de las indicaciones previstas para la entrada en vigor del nuevo DS-90 de las que a continuación se cita un fragmento:

RESUMEN DE MODIFICACIONES Y PROPUESTAS AL DECRETO D.S. 90 

5.- PROGRAMA Y PLAZOS DE CUMPLIMIENTO DE LA NORMA PARA LAS DESCARGAS DE RESIDUOS LIQUIDOS A AGUAS MARINAS Y CONTINENTALES SUPERFICIALES… (Modificación propuesta) Las fuentes emisoras que a la fecha de entrada en vigencia del D.S:N°XX, se encuentren construidas, operando y con permisos vigentes, dispondrán de un plazo de 2 años para cumplir con los límites establecidos para los parámetros TRIHALOMETANOS y CLORO LIBRE RESIDUAL …”  Esto es sólo una muestra.

En lo respectivo al anteproyecto legislativo que nos excluye una de las normas más representativas es la que faculta al máximo organismo marítimo para intervenir:

“…la facultad de la Dirección General de Territorio Marítimo y Marina Mercante para negar una solicitud de autorización de descargas en las aguas sometidas a su jurisdicción, fundada en las características particulares o de fragilidad ambiental del área respectiva, aun cuando el efluente cumpla la norma de emisión”.

En suma, el proyecto legislativo que nos margina, inexplicablemente, aparece como sumamente importante para nuestro desarrollo, si pretendemos ser una COMUNA ECOLÓGICA, LIMPIA Y SUSTENTABLE…  

comuna-excluida-800

…continuará

 

Anuncios