LA FUNCIÓN CREA EL ÓRGANO Y LA NECESIDAD LA FUNCIÓN


LAMARCK Y EL TRÁNSITO VEHICULAR PLAYERO
Un ser vivo puede presentar distintas necesidades a medida que cambia su entorno (medio ambiente), por lo que el organismo se va modificando hasta que pueda satisfacer esta necesidad. Esta es por lo menos la teoría de Lamarck quien como ejemplo de lo dicho utilizó a las jirafas, y el cambio que estos animales fueron experimentando a través del tiempo para poder alimentarse y sobrevivir hasta nuestros días.

En conclusión y al margen de si eres evolucionista o no, si llevamos el ejemplo a nuestro territorio, podríamos decir que para sobrevivir, ha desarrollado una nueva vocación náutico deportiva, impensable hace apenas 20 años, lo que ha derivado en una explotación inmobiliaria y turística notable, que le ha permitido crecer, mutando de territorio básicamente agrícola en decadencia, a turístico multifuncional en expansión.

Recordando la jirafa de Lamarck parece adecuado adaptarse a las nuevas necesidades y buscar soluciones que nos permitan seguir evolucionando armónicamente, adaptándonos al nuevo entorno, ya que estos trasiegos motorizados playeros corresponden, mayormente, a una necesidad no satisfecha.

Está claro que debe respetarse el medioambiente y las playas y su vida intermareal además de al resto de usuarios no necesariamente deportistas. Tan fácil como buscando una solución al traslado de materiales que ciertos deportes y lugares alejados requieren.

Vehículo público que transite entre Las Brisas y Matanzas, dedicado a ello a través de una senda protegida y cuidada, permitiría bajar al mínimo, el impacto negativo actual del tráfico indiscriminado.

Pasarela de madera con triciclos a pedal, de arriendo ….

Camino a través del cerro que evite la playa, al estilo de la cuchilla de Puertecillo.

Funicular, andarivel o telesilla desde la carretera…..

Pasarela de madera similar a la de La Boca

…en fin, estas y otras soluciones ya existen, sólo hace falta investigarlas.

Todo tiene un costo pero, considerando que los deportes náuticos son una “rentable” realidad de nuestro territorio, debemos buscar “entre todos”, una alternativa razonable al tráfico indiscriminado por la playa, entregando una alternativa a los actuales usuarios deportivos y de este modo podamos seguir dándole la razón a Lamarck, reconvirtiendo nuestro territorio en una experiencia ecológica y sustentable que desde luego no pasa por intentar aplicar a “rajatabla” una ley prohibitiva, entre otras cosas porque operativamente no es posible y porque antes que aplicar una prohibición hay que apelar al “sentido común” y el respeto a los demás y al medio ambiente, con campañas y acciones adecuadas.

Un teroro escondido (Subpesca) Chile

Aplicando el “sentido común”, quien mejor que los deportistas y amantes del aire libre para convertirse en aliados en el respeto del medio ambiente.

Sin duda si alguno de los que cruzan inescrupulosamente nuestras playas fueran conscientes de la vida que dejan atrás sus neumáticos, “otro gallo cantaría”

UN TESORO ESCONDIDO es un excelente trabajo divulgativo sobre nuestra costa, que sin duda te hará reflexionar. Editado por Subpesca Chile

Anuncios